H. Amistad: (871) 747-1200 | H. Ángeles: (871) 222-5444 | Urgencias: 871-178-7473

Lumbalgia, Dolor de Espalda, Dolor de Espalda Baja

Lumbalgia

Lumbalgia

¿Qué es la Lumbalgia?

La lumbalgia es un síntoma que se refiere al dolor localizado  en la zona lumbar o espalda baja, nos limita los movimientos de la columna y la capacidad de mantenernos en una posición erguida.

La lumbalgia es una de  las causas más frecuente de consulta a un médico traumatólogo y también una de las principales causas de inasistencia laboral.

En nuestra región es conocida también como dolor de espalda, dolor de espalda baja o lumbago y muy comúnmente confundido como dolor de cadera.

Esta es un síntoma que involucra a los músculos, ligamentos, articulaciones, discos intervertebrales y nervios de la columna lumbar y puede ser aguda o crónica.

¿Cuáles son las causas de la Lumbalgia?

La mayoría de las veces es causada por esfuerzos excesivos que realizamos con la espalda, tales como cargar, empujar o arrastrar objetos pesados, giros o movimientos bruscos y malas posturas. El dolor suele producirse por contracturas, desgarros o distenciones de los músculos de o de los ligamentos de la región lumbar, pero también puede ser producida por hernias de disco, enfermedades de nacimiento, deformidades de la columna, desgaste de la columna, fracturas y en algunos casos por infecciones o tumores.

¿Qué siente un paciente con lumbalgia?

El paciente siente dolor en la espalda baja que es la zona lumbar, puede sentir rigidez de la espalda, no puede moverse con facilidad debido a que le aumenta el dolor y le alivia el estar acostado.  La lumbalgia puede estar acompañada por el pinzamiento o compresión de los nervios, lo que produce  dolor u hormigueo que se corre hacia las nalgas, parte posterior de los muslos y pantorrillas hasta los talones (Ciática) y en los casos más graves hay pérdida de la sensibilidad y fuerza de las piernas.

Dolor de Espalda

Dolor de Espalda

¿Qué hacer en caso de lumbalgia?

Para tratar la lumbalgia se debe guardar reposo, acostado sobre una superficie confortable, boca arriba y con las rodillas flexionadas. Otra postura que nos ayuda a disminuir el dolor es la posición fetal, acurrucado de lado y con una almohada entre las piernas. Posteriormente tratar de incorporarnos según nos permita el dolor e integrarnos a nuestras actividades cotidianas.

Si el dolor se mantiene o aumenta  debe consultar a su médico para que valore  la causa y la severidad de la lesión y en base a su valoración le proporcione un tratamiento o lo envíe con el médico especialista en columna vertebral.

Evite auto medicarse y evite remedios caseros hasta que sean autorizados por su médico ya que su uso inadecuado puede retrasar el diagnóstico y empeorar su lesión.

Escoliosis degenerativa de columna lumbar

Escoliosis Degenerativa de Columna Lumbar

Escoliosis Degenerativa de Columna Lumbar

Instrumentación de Columna Lumbar

Instrumentación de Columna Lumbar

Instrumentación de Columna Lumbar