H. Amistad: (871) 747-1200 | H. Ángeles: (871) 222-5444 | Urgencias: 871-178-7473

Pseudoartrosis

¿Qué es La Pseudoartrosis?

Pseudoatrosis

Pseudoatrosis

Es la lesión que se establece cuando una fractura no ha sanado adecuadamente, de tal manera que, persiste movilidad en el sitio de dicha fractura, por esa razón es llamada “pseudo” (falsa, parecida) “artros” (articulación). El periodo de tiempo en el cual se establece esta entidad puede variar dependiendo de hueso afectado y la región anatómica del mismo pero, en general, se considera una pseudoatrosis después de 6 meses de la lesión inicial.

¿Por qué se Produce La Pseudoatrosis?

Pseudoatrosis

La Pseudoatrosis se establece cuando una fractura no ha sanado adecuadamente

Existen 3 factores que producen la consolidación de una fractura: 1) contacto óseo entre los fragmentos del hueso fracturado. Aporte sanguíneo adecuado (el cual implica oxigenación y nutrientes) y estabilidad de la fractura (la cual se proporciona a través de aparatos ortopédicos, inmovilizaciones con yesos, placas, tornillos, clavos intramedulares o fijadores externos). Cuando uno o varios de los 3 factores están ausentes se produce la pseudoatrosis.

  • contacto óseo inadecuado.
  • aporte sanguíneo inadecuado.
  • Inestabilidad de la fractura.

Otros factores importantes (que de alguna manera se engloban en los 3 antes mencionados) son:

  • Presencia de infección en el sitio de fractura
  • Tabaquismo
  • Edad del paciente
  • Enfermedades concomitantes (diabetes, insuficiencia renal crónica, insuficiencia vascular periférica, etc.)

¿Qué Tratamientos Existen Para La Pseudoatrosis?

Existen algunos métodos alternativos para estimular la consolidación de una fractura, sin embargo una vez establecida la pseudoatrosis, el tratamiento es quirúrgico.

Se debe evaluar meticulosamente el caso clínico y determinar la causa de la psedoartosis y tratar de corregir dicha causa.

Pseudoatrosis

Una vez establecida la pseudoatrosis, el tratamiento es quirúrgico.

Las cirugías, en términos generales consiste en retirar el material de la cirugía previa, desbridar el tejido fibroso, cicatrizal o pseudoarticular que se forma en el sitio de la fractura, reavivar los bordes de los fragmentos de hueso que se desea que se unan con el fin de que tengan un aporte sanguíneo adecuado, si esto no se consigue se deben colocar injertos vascularizados. Se debe colocar injerto de hueso de preferencia del mismo paciente, si no es posible, se colocara injerto de banco de hueso, se puede auxiliar con ortobiologicos (matriz ósea desmineralizada, plasma rico en plaquetas, células madre). Por último se debe asegurar la estabilidad de la fractura con implantes (placas, tornillos, clavos o fijadores externos). Cabe mencionar que lo importante no es el implante en sí, sino que este se utilice en base a los principios de ostoesintesis adecuados. Se requiere de un medico con amplios conocimientos científicos de traumatología y con la habilidad quirúrgica necesaria para realizar los procedimientos de una forma adecuada.

Si usted, o algún conocido suyo sufre de esta lesión, permítame brindarle la atención médica que requiere. Haga una cita a través de las diferentes formas de contacto.